jueves, 1 de diciembre de 2016

CON PASO FIRME A LA LEGALIDAD

Estados Unidos: Florida, Dakota del Norte, Arkansas y Montana legalizan el uso médico del cannabis

El 9 de noviembre cuatro estados (California, Maine, Massachusetts y Nevada) legalizaron mediante referendo el consumo recreativo del cannabis. Además otros cuatro aprobaron proyectos de ley sobre el uso médico del cannabis (Florida, Dakota del Norte, Montana y Arkansas). En la actualidad 29 estados y el Distrito de Columbia tienen leyes que permiten el acceso al uso terapéutico del cannabis a diferentes niveles. A continuación les presentamos una visión general sobre las nuevas leyes de cannabis medicinal.
Florida: La enmienda estipula que los pacientes con enfermedades del "tipo, clase o comparable a" enfermedades graves, como cáncer, VIH, trastorno de estrés postraumático, enfermedad de Parkinson y epilepsia serían seleccionadas para acceder a la marihuana medicinal. Unos 450.000 residentes (2'5% de la población) se podrán beneficiar según The News-Press de Fort Myers.
Dakota del Norte: Según el Bismark Tribune, "la medida permitirá poseer hasta 3 onzas (unos 84 gramos) de cannabis por persona para el tratamiento de hasta una docena de enfermedades. El Departamento de Salud estatal emitirá licencias a los establecimientos que distribuirán la marihuana medicinal y que estarán regentadas por organizaciones sin ánimo de lucro".
Montana: The Independent Record de Helena informó que la medida significa que "los proveedores de marihuana no tendrán limitados el número de pacientes que puedan servir:" La ley actual restringe a tres el total de pacientes que pueden ser atendidos por un proveedor. La mayoría de los pacientes médicos de cannabis se quedaban sin un proveedor registrado bajo dichas restricciones.
Arkansas: La medida permite a aquellos que tengan cualquiera de las 18 enfermedades listadas (entre ellas cáncer, glaucoma, síndrome de Tourette, enfermedad de Alzheimer y hepatitis C) a obtener cannabis de los dispensarios.
Washington Post del 9 de noviembre de 2016

miércoles, 5 de octubre de 2016

ALEMANIA MAS CERCA DE LA LEGALIZACION

Alemania: Primer paciente que obtiene permiso para cultivar su propio cannabis
 
El 28 de septiembre el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos, agencia dependiente del Ministerio Federal de Salud, emitió el primer permiso para cultivar cannabis por necesidad médica a un paciente de 57 años que sufre de esclerosis múltiple. La autorización es válida hasta el 30 de junio de 2017. A partir de entonces podrá prorrogarse si su seguro médico no cubre los costes del cannabis de la farmacia.
El Ministerio Federal de Salud se vio obligado por una sentencia del Tribunal Administrativo Federal de 6 de abril a conceder tal permiso. El Gobierno Federal y el Parlamento alemán están preparando una ley según la cual los costes para el tratamiento con cannabis tienen que ser reembolsado por los seguros de salud bajo ciertas condiciones y así eliminar la necesidad del autocultivo. Su objetivo es hacer que la ley entre en vigor a principios de 2017.

viernes, 9 de septiembre de 2016

GRACIAS A TODOS

HOY DIA DE MI 45 CUMPLEAÑOS, QUIERO COMPARTIR MI FELICIDAD CON LOS MIOS. GRACIAS POR QUERER A ESTE "VIEJO GRUÑON" OS DESEO LO MEJOR DE LA VIDA ¡OS QUIERO!
A VOSOTROS CONOCIDOS O NO, QUE ESTAIS APOYANDOME GRACIAS POR TODO..
SALUD Y FELICIDAD Y BUENOS HUMOS

sábado, 3 de septiembre de 2016

La ley chilena permite el autocultivo de cannabis

En los últimos dos años el poder judicial de Chile ha sentado jurisprudencia que reconoce un espacio legítimo para el cultivo de cannabis.

Chile está dando pasos importantes en cuanto a los derechos de los consumidores de cannabis. Aunque las leyes no han cambiado, desde hace dos años el poder judicial chileno está resolviendo algunas sentencias de forma favorable a los consumidores, y esto está sentando jurisprudencia.

La ley actual de tráfico de drogas, la ley 20.000, condena el tráfico de marihuana y otras drogas, pero no hay ninguna prohibición expresa en la legislación chilena que prohíba el cultivo de cannabis para uso personal o medicinal. Por lo tanto los usuarios de cannabis que hacen autocultivo están exentos de culpabilidad hasta que se demuestre lo contrario.

En marzo de este año la Corte Suprema del país determinó que aunque la policía detecte un cultivo de marihuana esto no es motivo suficiente para que se pueda intervenir, decomisar las plantas o detener al propietario. Es decir, son necesarios indicios de tráfico para que se pueda procesar a una persona.

El fallo de la Corte Suprema, junto con otros que se han dado en diferentes instancias del poder judicial, han sentado jurisprudencia que reconoce un espacio legítimo para el cultivo. Estos avances se han dado gracias al activismo de los usuarios y personas enfermas que utilizan el cannabis y a la Fundación Daya, que ha hecho de faro guía en el proceso de empoderamiento de los consumidores.

El programa “En Palabras Simples” del Poder Judicial ha publicado un vídeo donde se analiza los fallos de la Corte Suprema y diversas Cortes de Apelaciones que permiten el uso medicinal y personal de cannabis. En el vídeo participa Catalina Delgado, abogada que desde 2014 asesora a Fundación Daya.

Los 6 efectos secundarios más comunes del THC

Una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB.

Como cualquier otro medicamento el cannabis presenta algunos efectos no deseados. En el cannabis los efectos secundarios se deben en su mayor parte a la acción de cannabinoide THC. Estos dependen de cada usuarios, puesto que lo que para uno puede ser un efecto deseado, para otro puede presentarse con una incomodidad. Los efectos secundarios más comunes del THC son:

1. Ansiedad y paranoia.

Probablemente el efecto no deseado más común es este. Su aparición varía mucho dependiendo de la persona y tiene más probabilidades de aparecer en dosis altas. El THC es conocido por aliviar la ansiedad en dosis pequeñas y aumentarla cuando se consumen mayores cantidades. Por supuesto esto depende mucho de la situación, consumir en lugares cómodos y en buena compañía siempre reducirá las posibilidades de ponerse ansioso.


2. Sequedad de las mucosas.

Un efecto de sobra conocido que puede incomodar bastante. A todos nos ha pasado que después de fumar se nos ha quedado la boca más seca que la suela de una zapatilla. El THC disminuye la producción de saliva y otra mucosas, así que conviene hidratarse bien para evitar la sequedad.


3. Ojos Rojos.

Muchas veces los ojos rojos pueden ser una señal que delata el consumo reciente de marihuana. Este efecto varía mucho dependiendo de cada consumidor y se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos que produce el THC. El enrojecimiento pasa al poco tiempo y no suele causar mayor incomodidad que la de revelar que la persona está colocada. Se pueden usar gotas para los ojos, pero hay que evitar usarlas en exceso.


4. Hambre.

Para algunos las ganas de darse un banquete de comida que desencadena el consumo de marihuana es una parte positiva de sus efectos, pero para otros puede verse como un efecto no deseado. Pocas soluciones hay para este efecto, pero como el resto desaparece en poco tiempo.


5. Somnolencia.

Este es uno de los efectos más buscados por muchos usuarios, pero no todos los consumidores quieren ir a la cama después de fumar. Las genéticas predominantemente índicas tienen más tendencia a producir este efecto, mientras que con las variedades sativas pasa menos.


6. Deterioro de la memoria a corto plazo.

Para muchos consumidores es una incomodidad que la memoria reciente se resienta con el consumo. Por suerte las afectaciones a la memoria son temporales y desaparecen cuando se deja de consumir por un tiempo.

Por lo general una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB. El CBD equilibra los efectos del THC produciendo unos colocones más controlados.

[Fuente: Leafly]

Los 6 efectos secundarios más comunes del THC

Una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB.

Como cualquier otro medicamento el cannabis presenta algunos efectos no deseados. En el cannabis los efectos secundarios se deben en su mayor parte a la acción de cannabinoide THC. Estos dependen de cada usuarios, puesto que lo que para uno puede ser un efecto deseado, para otro puede presentarse con una incomodidad. Los efectos secundarios más comunes del THC son:

1. Ansiedad y paranoia.

Probablemente el efecto no deseado más común es este. Su aparición varía mucho dependiendo de la persona y tiene más probabilidades de aparecer en dosis altas. El THC es conocido por aliviar la ansiedad en dosis pequeñas y aumentarla cuando se consumen mayores cantidades. Por supuesto esto depende mucho de la situación, consumir en lugares cómodos y en buena compañía siempre reducirá las posibilidades de ponerse ansioso.


2. Sequedad de las mucosas.

Un efecto de sobra conocido que puede incomodar bastante. A todos nos ha pasado que después de fumar se nos ha quedado la boca más seca que la suela de una zapatilla. El THC disminuye la producción de saliva y otra mucosas, así que conviene hidratarse bien para evitar la sequedad.


3. Ojos Rojos.

Muchas veces los ojos rojos pueden ser una señal que delata el consumo reciente de marihuana. Este efecto varía mucho dependiendo de cada consumidor y se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos que produce el THC. El enrojecimiento pasa al poco tiempo y no suele causar mayor incomodidad que la de revelar que la persona está colocada. Se pueden usar gotas para los ojos, pero hay que evitar usarlas en exceso.


4. Hambre.

Para algunos las ganas de darse un banquete de comida que desencadena el consumo de marihuana es una parte positiva de sus efectos, pero para otros puede verse como un efecto no deseado. Pocas soluciones hay para este efecto, pero como el resto desaparece en poco tiempo.


5. Somnolencia.

Este es uno de los efectos más buscados por muchos usuarios, pero no todos los consumidores quieren ir a la cama después de fumar. Las genéticas predominantemente índicas tienen más tendencia a producir este efecto, mientras que con las variedades sativas pasa menos.


6. Deterioro de la memoria a corto plazo.

Para muchos consumidores es una incomodidad que la memoria reciente se resienta con el consumo. Por suerte las afectaciones a la memoria son temporales y desaparecen cuando se deja de consumir por un tiempo.

Por lo general una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB. El CBD equilibra los efectos del THC produciendo unos colocones más controlados.

[Fuente: Leafly]

Los 6 efectos secundarios más comunes del THC

Una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB.

Como cualquier otro medicamento el cannabis presenta algunos efectos no deseados. En el cannabis los efectos secundarios se deben en su mayor parte a la acción de cannabinoide THC. Estos dependen de cada usuarios, puesto que lo que para uno puede ser un efecto deseado, para otro puede presentarse con una incomodidad. Los efectos secundarios más comunes del THC son:

1. Ansiedad y paranoia.

Probablemente el efecto no deseado más común es este. Su aparición varía mucho dependiendo de la persona y tiene más probabilidades de aparecer en dosis altas. El THC es conocido por aliviar la ansiedad en dosis pequeñas y aumentarla cuando se consumen mayores cantidades. Por supuesto esto depende mucho de la situación, consumir en lugares cómodos y en buena compañía siempre reducirá las posibilidades de ponerse ansioso.


2. Sequedad de las mucosas.

Un efecto de sobra conocido que puede incomodar bastante. A todos nos ha pasado que después de fumar se nos ha quedado la boca más seca que la suela de una zapatilla. El THC disminuye la producción de saliva y otra mucosas, así que conviene hidratarse bien para evitar la sequedad.


3. Ojos Rojos.

Muchas veces los ojos rojos pueden ser una señal que delata el consumo reciente de marihuana. Este efecto varía mucho dependiendo de cada consumidor y se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos que produce el THC. El enrojecimiento pasa al poco tiempo y no suele causar mayor incomodidad que la de revelar que la persona está colocada. Se pueden usar gotas para los ojos, pero hay que evitar usarlas en exceso.


4. Hambre.

Para algunos las ganas de darse un banquete de comida que desencadena el consumo de marihuana es una parte positiva de sus efectos, pero para otros puede verse como un efecto no deseado. Pocas soluciones hay para este efecto, pero como el resto desaparece en poco tiempo.


5. Somnolencia.

Este es uno de los efectos más buscados por muchos usuarios, pero no todos los consumidores quieren ir a la cama después de fumar. Las genéticas predominantemente índicas tienen más tendencia a producir este efecto, mientras que con las variedades sativas pasa menos.


6. Deterioro de la memoria a corto plazo.

Para muchos consumidores es una incomodidad que la memoria reciente se resienta con el consumo. Por suerte las afectaciones a la memoria son temporales y desaparecen cuando se deja de consumir por un tiempo.

Por lo general una de las mejores opciones para minimizar los efectos adversos del THC es elegir variedades de marihuana ricas en CDB. El CBD equilibra los efectos del THC produciendo unos colocones más controlados.

[Fuente: Leafly]